viernes, 16 de septiembre de 2016

Julio Pérez y la ruptura de paradigmas sociales
Si el músico ama lo que hace
no hay barrera que lo detenga
Julio Pérez es muy conocido en Guacara y Valencia, pues ha participado en diversos proyectos musicales que lo han consolidado con uno de nuestros más prometedores artistas jóvenes, compositor, multi-instrumentista, genio de la guitarra y el teclado y un ser humano honesto y afable que siempre va a mostrar en el escenario un dominio técnico impecable y una esencia que denota el gran afecto que siente por su arte, el cual define como “una búsqueda por plasmar en sonido emociones y pensamientos de mentes y espacios fuera de lo común”.

Julio, ingeniero y músico autodidacta, muy recordado por su participación en la banda Justo Pocatedra, comenzó desde niño en la estudiantina de su escuela, donde descubrió una facilidad innata para interpretar el cuatro, amor que luego trasladó a la guitarra gracias a los casettes viejos de su padre, de maestros como Paco de Lucía y Al Di Meola.

¿Cuáles artistas te han influenciado más (a nivel internacional y a nivel nacional)?
A nivel internacional, como dije antes Paco de Lucia, Al Di Meola, Yes, Led Zeppelin, y muchas otras grandes bandas del rock sicodélico de los años 60 y 70, además de bandas como Tame Impala, The Mars Volta, Animal Collective, entre otras bandas que disfrutan experimentar con sonidos poco comunes en sus temas. A nivel nacional, Alirio Diaz , Antonio Lauro, Simón Díaz, Gualberto Ibarreto, Amigos Invisibles y Vytas Brenner que aunque no fue venezolano amó la música de acá como suya y le dedicó gran parte de su vida.
 
¿Cuál o cuáles son tus proyectos actualmente?
En estos momentos formo parte de los Kurikos Suin que es un proyecto donde queremos fusionar la cumbia con otros sonidos sin querer ponernos limitaciones y buscando un sonido sicodélico latinoamericano, que se complementa con otras manifestaciones artísticas como el body paint y el circo. 

En tu criterio, ¿cuál es la función del arte?
El universo es inmenso fuera de toda comprensión pero la mente humana se expande mucho más allá, y para mí el arte se basa en materializar de una u otra forma lo que el artista posee dentro de su ser, muchas veces bordeando en la irracionalidad y rompiendo los paradigmas de la sociedad que amarran al ser.

¿Cómo ves la situación de tu disciplina actualmente en el país?
Yo siento que si el músico ama lo que hace no hay barrera que lo detenga. Aunque haya problemas sociales y económicos a su alrededor siempre habrá formas de expresarse y ese es el objetivo, la expresión. Si me gustaría mayor apoyo a la música que se hace acá ya que hay muchos proyectos interesantes que no reciben mucha atención y se pierden pero no se puede obligar a nadie a escuchar tu música solo porque tú piensas que eres bueno. Inevitablemente el público te escuchará si traes música buena para ellos y esa es la realidad.

1 comentario:

Oriana Abreu dijo...

Siempre crecimiento artístico, vale la pena confiar en nuestro talento. Un abrazo virtual a todos aquellos que apoyen estas causas.